Las manos es la zona del cuerpo que más sufre, por eso hay que cuidarlas mucho. El aloe vera hidrata, regenera y ayuda a la piel a retener el agua.